"Perverso", de Tiziano Ferro: una alegoría de la homosexualidad

sábado, 16 de octubre de 2010



Comentario inicial



Tenía pensado dejar este blog para reseñas literarias, pero esta canción me pudo. Se trata de "Perverso", del cantante italiano Tiziano Ferro. Hace unos seis años, supongo que por el 2004, vi por primera vez el MV de la canción y me encantó. No soy una fan de Tiziano y no conozco otras canciones suyas más que esta y "Tardes negras"... aunque me recomendaron canciones y pienso escucharlas cuando tenga tiempo porque la voz de este hombre me fascina (¡me parece muy sexy!).

Cuando Ricky Martin declaró abiertamente su homosexualidad, la verdad, no me sorprendí para nada. Más bien dije "¡al fin, Ricky!". De Ricky sí que conozco más, me gusta mucho su música, aunque tampoco soy fan. Anteayer, mientras estudiaba, escuchaba "Perverso" y me di cuenta de que la letra era un poco... ¿extraña, quizás? Creo que me había dado cuenta de eso antes, pero no lo había advertido o comprendido por completo. En este análisis, interpreto la canción como una alegoría de la homosexualidad vista como una perversión, tal como Tiziano Ferro dice que la sentía.




Acerca de Tiziano Ferro
información extraída de Wikipedia


Tiziano Ferro (n. Latina, 21 de febrero de 1980) es un cantautor italiano. Debutó en 2001 con su disco Rosso relativo, alcanzando gran éxito en Europa, principalmente en España y en su propio país. Posteriormente, su popularidad se extendería a Latinoamérica al lanzar su disco en español. En 2003 lanzó 111 y en 2006, Nadie está solo, los cuales han vendido millones de copias a lo largo del mundo. Su cuarto álbum, Alla mia età fue lanzado en noviembre de 2008 batiendo récords de ventas en Italia. Después de Ricky Martin, Tiziano Ferro es otra de las grandes personalidades en hablar públicamente de su homosexualidad, tal y como lo declaró en la revista Vanity Fair el 6 de octubre de 2010.





Información extraída de Prensa Corazón
(la corrección de estilo es mía):

Tras la “salida del armario” que protagonizó Ricky Martin hace meses, ahora es el cantante italiano Tiziano Ferro el que ha confirmado algo que venía siendo rumor desde hacía tiempo: es homosexual.

4dd9baferro301p

La portada de la edición italiana de Vanity Fair ha desvelado que Ferro es homosexual. En las páginas interiores el cantante confiesa lo mal que lo ha pasado durante estos años en los que no quería aceptar su condición sexual.

El artista explica que “hace un par de años” inició “un proceso de análisis” ya que “desde hacía tiempo no estaba bien” y entendió que “tenía que afrontar una serie de cosas”, empezando por su “relación con la homosexualidad”. “A finales del año pasado llegué a la conclusión de que quería vivir esa parte de mí, dejar de considerarla algo monstruoso, como algo negativo, o incluso algo invalidante”, agregó.

Asimismo, explica que los rumores que apuntaban a su homosexualidad le daban “mucha rabia” y precisa: “No porque no quisiera que me consideraran ‘gay’, sino porque sí hubiera querido tener un novio”, como insinuaban algunos medios de comunicación.

Ahora parece que Ferro está feliz de haberse aceptado como es y desea poder encontrar el amor y la estabilidad.



***

"Perverso", de Tiziano Ferro: una alegoría de la homosexualidad





Lyrics
(extraído de Letras de canciones y corregido por mí)


Mi mirada se defiende
pero se muere de ganas
y tú ya lo sabes.
Todo el día y toda la noche
tu recuerdo no se pierde
y tú ya lo sabes.
Ahora arriba,
ahora abajo,
30 grados Fahrenheit
es tu perfume,
que quema.
Hablas tanto, hablo demasiado
porque si te miro no me callo,
¡entonces hazme callar!

Tú sabes lo que quiero
y que busco...
Collo spalle mento…
Yo soy un bastardo crónico,
abrázame fuerte…
El pecho me sonríe, perverso…
Si me equivoco, grita, y luego…
Uno a mí, uno a ti,
uno para todos.

Y descansa tus tendones
y recobra aliento y sécate,
Tú ya... lo sabes.
Mi mirada se defiende,
pero si te ve se rinde…
Y tú ya... lo sabes.
Ahora arriba, ahora abajo,
Vientre, pies, cintura,
Alas de los dioses,
tus ojos.
Ríes tanto, río demasiado.
Y ahora con el labio

dejo espacio
Déjame el espacio ...

Tú sabes lo que quiero
y que busco...
Collo spalle mento…
Yo soy un bastardo crónico,
abrázame fuerte…
El pecho me sonríe, perverso…
Si me equivoco grita, y luego
Uno a mí, uno a ti,
uno para todos.

Cicatriz, después la luz
y quema y habla de ti.
Todo tiene un juego y todos
vamos dentro al fuego.
Cicatriz y...
Después la luz y...
Es un juego...
¡Todos dentro al fuego!

Tú sabes lo que quiero
y que busco...
Collo spalle mento…
Yo soy un bastardo crónico,
abrázame fuerte…
El pecho me sonríe, perverso…
Si me equivoco grita, y luego,
uno a mí, uno a ti,
uno para todos.

Cicatriz, después la luz
y quema y habla de ti.
Todo tiene un juego y todos
vamos dentro al fuego.
Cicatriz, después la luz y...
Y quema y habla de ti.
Todo tiene un juego
Por favor, pero...
Al infierno te vas tú.


Este análisis tiene como objeto la canción “Perverso” Tiziano Ferro, incluida en el disco 111, lanzado el 7 de noviembre de 2003 (23 de noviembre en España y Latinoamérica). Para esto, la canción será tomada como una pieza lírica y, al mismo tiempo, como una narración. En otras palabras: esto será el análisis de un poema. Será un detallado examen hermenéutico de los versos y, además, se tomarán a la lingüística y la gramática del español como herramientas interpretativas. El lector deberá olvidar que “Perverso” es una canción y, además, que la canta Tiziano Ferro. En el análisis, el cantante Tiziano Ferro como sujeto empírico será reemplazado por el término “yo lírico” o “yo poético” de “Perverso” como poesía.


Resulta curioso que uno de los escasos adjetivos presentes en esta canción/poesía sea su título: “Perverso”. En sus ocho estrofas (de las cuales, tres son el estribillo que se repite) sólo hay un único adjetivo además de “perverso”: el adjetivo “crónico” en la frase “yo soy un bastardo crónico”. Mediante esta frase, el yo lírico se inaugura a sí mismo, construyéndose como masculino.


Los cantantes pop se han tomado bastantes licencias a la hora de escribir las letras de sus canciones de amor en segunda persona. Pareciera que el simple hecho de que la canción sea interpretada por una mujer definiera al receptor como un hombre y viceversa. La música pop es absolutamente heterosexista. Podemos oír miles de veces la canción “Casanova” de Paulina Rubio y no hallar otra palabra que haga referencia a un individuo de sexo masculino más que el propio sustantivo “casanova”, que refiere a un hombre que tiene éxito con las mujeres. ¿Y el yo lírico del poema… es un hombre o una mujer? Depende de quien la cante. Si la canta Paulina, será una mujer.


Si oímos la canción “Tú y yo”, de la mexicana Thalía, nos encontramos en la misma situación: “para que estemos los dos siempre juntos”. El artículo “los” puede referir tanto a un hombre y una mujer como a dos hombres. Si la canción es interpretada por Thalía, ella se construirá a sí misma como enunciadora del mensaje y a su receptor como un hombre.


En la canción de Tiziano Ferro “Perverso” la ambigüedad resulta evidente (y quizás ahora que el cantante ha declarado abiertamente su homosexualidad lo resulte más). “Perverso” tiene una estructura cortada, llena de frases incompletas de significados inciertos; incertidumbre que se extiene hasta el propio título de la canción: el yo lírico manifiesta abiertamente su deseo sexual por otra persona, ¿tal cosa lo hace “perverso”? Yo diría que simplemente lo hace humano.


Observamos claramente que en “Perverso” el cuerpo deseado no tiene un sexo biológico determinado. Leemos en el estribillo:



Tú sabes lo que quiero
y que busco,
Collo, spalle, mento.




“Collo, spalle, mento” puede traducirse desde el italiano al español como “cuello, hombros, mentón”.

Asimismo, observamos en la segunda estrofa:



Ahora arriba, ahora abajo,
Vientre, pies, cintura,
Alas de los dioses,
tus ojos.



Digamos que, al momento de describir o enumerar las características o atributos del cuerpo femenino, los hombros y los pies son una elección curiosa. Quizás la “cintura” se acerque más al modelo de retrato femenino de la poesía, pero, de todas formas, las características elegidas por el yo lírico son compartidas por ambos sexos. Sin embargo, en medio de esta enumeración se ha filtrado una metáfora simpática, un piropo que una mujer puede interpretar como “ángel” o cualquier criatura digna de poseer “alas de los dioses”. Olvidemos las metáforas y observemos el contexto que rodea a estas “alas”. No son metáforas, son simplemente sustantivos comunes de carácter casi clínico: son partes del cuerpo humano. Entonces, ¿a qué se refieren estas alas? Quizás se refieran a las alas de una diosa griega o simplemente a los omóplatos de un hombre, que, según una encuesta que circula por la red, son considerados por el 22% de las mujeres la parte más atractiva del cuerpo masculino.

Tal vez son las alas de un ángel (después de todo, el arte siempre los ha representado con cuerpos masculinos) o tal vez las alas de un demonio: como todos sabemos, son los demonios los que habitan el infierno y es el infierno el sitio que la tradición judeo-cristiana representa con el fuego:



Cicatriz, después la luz
y quema y habla de ti.
Todo tiene un juego y todos
vamos dentro al fuego.
Cicatriz y...
Después la luz y...
Es un juego...
Todos dentro al fuego.



Sin ir más lejos, recordemos ese áspero término que en el diccionario aparece como sinónimo de “homosexualidad”: la palabra “sodomía”. Según el libro del Génesis, las ciudades de Sodoma y Gomorra fueron incendiadas y destruidas por Yahvé por causa de la perversión de sus habitantes. Si nos aferramos a esta burda idea de la homosexualidad como una perversión, es comprensible que el yo lírico se sienta “perverso” por desear ese cuerpo masculino cuyo perfume se le asimila al fuego. El acto sexual será, entonces, la condenación absoluta: “Al infierno te vas tú”.

Resulta llamativo que el yo lírico condene a su amante y no se condene a sí mismo: al infierno te va tú, yo no, a pesar de que los dos nos encontremos dentro de este fuego infernal/sexual. El yo lírico no se condena por el pecado cometido, quizás no se considera culpable porque ha sido tentado:



Mi mirada se defiende
pero se muere de ganas,
y tú ya lo sabes.

Mi mirada se defiende,
pero si te ve se rinde,
y tú ya... lo sabes.



Pero hemos dicho que, además de ser una poesía, la canción cuenta una historia. Y es cierto: es una historia pequeña, contada de manera muy entrecortada. Es, ni más ni menos, que el acto sexual dividido en etapas. La primera etapa comienza en los últimos versos de la primera estrofa y se enlaza con el estribillo:



Hablas tanto, hablo demasiado
porque si te miro no me callo,
¡entonces hazme callar!

Tú sabes lo que quiero
y que busco...
Collo spalle mento
Yo soy un bastardo crónico,
abrázame fuerte



“Si te miro no me callo… hazme callar”, “cuello, hombros, mentón”. Todo nos remite a una instancia oral; el yo lírico sube por el cuerpo del amado (o, en todo caso, lo experimenta): hombros, cuello, mentón y su recorrido seguramente tiene como objetivo llegar a la boca (en la canción, el orden se ve alterado “collo, spalle, mento”; pero puede apreciarse que “spalle, collo, mento” agrega una sílaba de sonido sibilante –spalle- al principio del verso que le quita armonía a la interpretación; de esta manera, el verso es cantado como “collos palle mento”). El “abrázame fuerte”, si bien podría romper ese recorrido oral, también puede interpretarse en términos corporales: algo es abrazado, contenido por el amado. Las interpretaciones pueden ir desde el beso apasionado hasta la absoluta intimidad del sexo.



El pecho me sonríe, perverso
Si me equivoco, grita, y luego…
Uno a mí, uno a ti,
uno para todos.



En este fragmento observamos algo llamativo: “si me equivoco, grita”. El yo lírico se atreve a manifestar su ignorancia, admite que puede equivocarse y exhorta al amado a nada más ni nada menos que gritar. El yo lírico dice: si me equivoco, no dudes en hacérmelo saber y grita, porque no deseo causarte dolor. A partir de este momento, los juegos sexuales continúan y cada uno se turna en el cuerpo del otro.



Yo soy un bastardo crónico



Elección curiosa la de la palabra “crónico”. Se trata de un adjetivo que cumple algunas de las características de los adjetivos relacionales (no admite graduación: *enfermedad muy crónica; y siempre debe colocarse pospuesto al sustantivo: *crónica enfermedad). Como ya los lectores deben haber advertido, la palabra “crónico” siempre se utiliza para referirse a dolores y enfermedades. Siguiendo el hilo del análisis que estamos llevando a cabo, el yo lírico se lamenta de este padecimiento que es su homosexualidad y lo califica como algo que no tiene curación; algo irreversible.

Pero el acto sexual no ha terminado. La primeras dos estrofas hablan por sí solas y no necesitan explicación:



Y descansa tus tendones
y recobra aliento y sécate,
Tú ya... lo sabes.
Mi mirada se defiende,
pero si te ve se rinde…
Y tú ya... lo sabes.
Ahora arriba, ahora abajo,
Vientre, pies, cintura
,
Alas de los dioses,
tus ojos.



Como en la primera etapa del acto, el yo lírico recorre el cuerpo del amado: vientre, pies, cintura y encierra en su recorrido aquello que desea.


Finalmente, cuando el acto sexual se concreta en su totalidad, observamos:



Cicatriz, después la luz
y quema y habla de ti.
Todo tiene un juego y todos
vamos dentro al fuego.
Cicatriz, después la luz y...
Y quema y habla de ti
.
Todo tiene un juego
Por favor, pero...
Al infierno te vas tú.



Toda cicatriz presupone una herida y una herida presupone dolor. La herida es, en resumidas cuentas, una grieta en el cuerpo. Una herida duele, la herida no debe estar allí, la herida siempre es producto de un daño. Para el yo lírico, el daño es el daño de la sodomía y el dolor entra en él transformado en un fuego. La luz puede ser la luz de la salvación, aquella que ha perdido al dejarse arrastrar hacia el pecado… o puede ser la luz del orgasmo, la luz del fuego: la luz de la consumación absoluta del acto sexual.


A lo largo de todo este análisis hemos podido observar cómo la canción “Perverso” es, según cómo se la mire, una alegoría del sexo homosexual masculino tomado como un acto de pecado y la homosexualidad misma como una enfermedad incurable.


***


Comentario final


A veces no sabemos leer y a veces tampoco sabemos escuchar ni comprender. En un foro (o algo así) leí esto: "la canción Perverso tiene un gran ritmo y la letra no es la gran cosa, al menos desde mi punto de vista". Desde mi punto de vista, el que acabo de exponer (al punto de vista de este muchacho le doy muy pocos puntos), la canción encierra en su contenido poético un mensaje muy, ¿cómo decirlo? triste, quizás. El de saber que existen personas que reprimen su sexualidad y no pueden vivirla libremente, como le ha pasado a Tiziano Ferro y, puf, a tantos otros.





Facebook Twitter Tuenti Meneame Stumbleupon Favorites More

11 comentarios:

  1. Annabella dijo...:

    puf, realmente, yo no había escuchado antes esta canción, al menos hasta que hiciste aquel comentario sobre sus alusiones en Facebook.

    Me parece interesante tu punto de vista, y la verdad, es que esta letra podría incitar a la "contrariedad" o a la "duda" si no fuera porque el cantante ya ha sido declarado homosexual.

    Comparto tu punto de vista, pero no todos los matices de la canción, sería imposible estar completamente de acuerdo en algo con otra persona, realmente.

    pero en serio, felicidades por la forma de expresarte Nimphie, me encanta :)

  1. Nimphie Knox dijo...:

    Hola, Annabella! Muchas gracias por tu comentario.

    Esto es sólo un análisis, un punto de vista... puede hacerse un análisis que plantee que el receptor es una mujer (aunque estaría complicada de justificar, porque hay demasiada ambigüedad).

    Me gusta que me digas que no compartís todos los matices, está bueno que sepamos tener nuestra propia interpretación y no dejarnos llevar por lo que digan los demás y darles toda la razón. Tenemos que pensar por nosotros mismos, formar nuestras propias ideas, pensar antes de dar la razón o aplaudir.

    Un abrazo, Annabella, gracias por pasarte y comentar!

  1. Loretta dijo...:

    Pues a mi también me gustó el análisis y si concuerdo con que es una oda a la homosexualidad porque si bien es cierto el sexo es representado con fuego, una alegoría a la pasión creo que la palabra " perverso", da connotación a la homosexualidad ya que así está considerada por muchas personas a mi la hermenéutica me gusta mucho aprendí mucho cuando tome esa clase en la universidad

  1. Violepatty dijo...:

    La verdad tampoco había escuchado esta canción, y a decir verdad, aunque amo la forma de cantar de Tiziano y todo nunca me molesté en escuchar su música, supongo que por que soy demasiado distraída y siempre olvido las cosas que planeo hacer...

    La única canción que tengo de él y de hecho me se de memoria es "Desde mañana no lo se" y me encanta, por que me parece muy extraña con sus frases cortadas y a simple vista, al menos para mi, ilógicas, pero que me gritan un mensaje secreto que no puedo o debo descifrar...

    Me ha gustado mucho tu análisis la verdad, me parece muy fundamentado y concuerdo en la mayoría de cosas,aunque yo la habría entendido de otra forma, la canción tiene un gran tinte sexual desde que se comienza a escuchar o al menos a mi me lo pareció y si es muy "extraña", me parece que Tiziano deja grandes mensajes ocultos en sus letras que si se escuchan por encima se puede decir que la letra no es la gran cosa y hasta que es ilógica, pero bueno, es por que el mensaje no está completo, está implícito y al menos a mi es lo que más me llama la atención, aunque nunca me he dado la tarea de tratar de analizar la canción formalmente, principalmente por que no sabría muy bien como hacerlo, me faltan muchos conocimientos literarios y eso...

    En fin, me gustó el análisis y gracias por recordarme que la discografía de Tiziano estaba en mi lista de música por bajar

  1. salomè dijo...:

    como de costumbre un gran trabajo Nimphie esto esta increible y sorprendre gran trabajo

  1. nakusa dijo...:

    OH MY GODNESS, has analizado mi cancion favorita de Tiziano Ferro ( y eso que no la escuchaba en mucho tiempo... el devian, yaoi y stuffs ocupan tiempo)... me siento como la yaoista mas feliz de este mundo ;u;!!! ♥ Te salio hermoso!! Un genial trabajo!! Dame permiso para publicarlo en mi journal porfavor :la:!!! Obviamente te pondré los cereditos correspondientes xD
    Me acabo de enterar que Tiziano es ghei ♥, btw -SHOT-

  1. Hikaari dijo...: Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  1. Hikaari dijo...:

    Hola!
    La verdad es que hace tiempo que te leo... y esta es la primera vez que me animo a comentar.
    Sinceramente el análisis me hizo pensar en muchas cosas. A medida que lo iba pensando, ibas escribiéndolo. Creo que nunca volveré a escuchar una canción como antes, a pesar de que también suelo hacer este tipo de análsis (aunque de forma menos producida, debo admitir XD), me sorprende y me encanta la cantidad de cosas que pueden haber tras unas palabras que solemos pasar desapercibidas.
    ¿Qué mas decir? Un GRAN trabajo, me encanta y comparto gran parte tu punto de vista (aunque hay algunas cosas que cada uno interpretará de manera diferente, y yo soy muy dada a pensar al revés y tener opiniones que a otros no les gustarán xD Así que me agrada ver un punto de vista similar, me hace ver que no soy la única que a veces encuentra cosas extrañas en donde uno no suele buscar) Nunca había escuchado esta canción, y ahora entiendo el por qué de la tristeza y sentimientos contradictorios que busca representar la melodía (no se como explicar eso, solo la escuché y pensé "Es como una lucha del querer y el deber". Ahora lo veo más como un "quiero ser yo" y "no debo serlo", por así decirlo). Seguiré leyendo tus reseñas y tus libros, a los cuales estoy totalmente enganchada.
    Saludos! :D ♥

  1. Veritas dijo...:

    Nunca me había planteado esta canción de este modo, tampoco la había escuchado mucho la verdad, pero ha sido interesante... Me encanta tu blog y lo afilio al mío ahroa mismo ^^

    Un beso Ninphie!

  1. Ammy dijo...:

    Siempre he dicho que Tiziano es un poeta. Es cierto que mi criterio no es tan válido cómo el tuyo, vista tu formación y sobretodo tu capacidad de análisis, pero (y siempre a mi parecer) Tiziano Ferro está injustamente infravalorado, no solo como cantante sino también cómo autor de sus letras.

    Siempre pensé que efectivamente, esta canción hablaba del acto sexual pero nunca se me hubiese ocurrido relacionarlo tan acertadamente a la homosexualidad del mismo. Me has dejado anonadada, realmente me encanta cómo has analizado la canción.

    Un saludo.

  1. Anna Karine dijo...:

    Hola, gusto en conocerte.

    Sólo quería comentar que hace tiempo noté que en algunas canciones viejitas de Ricky Martin ocurre lo mismo: no aparece género del ser al que se hace referencia. No sé si su música es de tu gusto (ya no lo es más del mío, aunque lo fue en alguna época pasada), pero podés fijarte.

    Saludos.

 
Web Stats