Manor, Karl Heinrich Ulrichs: en español

lunes, 27 de diciembre de 2010
Hace unos meses leí este cuento y como estoy casi segura de que no existe traducción en español, decidí traducirlo yo misma. Se trata de Manor, del abogado y activista gay alemán Karl Heinrich Ulrichs (1825-1895).



Prólogo a la traducción


Desconozco si existe una traducción al español de este cuento de Karl Heinrich Ulrichs. Si la hay, está bien escondida, porque en mis búsquedas a través de la red no logré hallarla. Es posible que esta sea la primera traducción de Manor al español; la he hecho a partir de una versión en inglés y he confiado plenamente en ella, de manera que aquellos errores que haya en mi traducción han sido únicamente por causa de la ignorancia de quien escribe.

En medio de este boom literario que tiene como tema principal el vampirismo, donde el discurso heterosexual y machista prevalece, a nuestro pesar, como discurso hegemónico, la homosexualidad ha logrado hacerse un pequeño espacio, aunque siempre relegada a un segundo plano. Anne Rice y Poppy Z. Brite son, sin duda, las primeras autoras modernas que presentaron en sus novelas de vampiros la homosexualidad por encima de la heterosexualidad, haciendo a un lado cualquier decoro literario y exhibiendo escenas sexualmente explícitas. No olvidamos al joven medio-vampiro Nada (Nothing, en inglés), de La música de los vampiros, que mantiene una relación incestuosa con su padre vampiro Zillah; y recordamos con deleite los pasajes de Armand el vampiro, donde el joven –y todavía humano– Armand es seducido por el majestuoso Marius.

Sin embargo, existen en la literatura antecedentes más lejanos. Este cuento, al igual que Carmilla, de Joseph Sheridan le Fanu, es uno de ellos. Manor es el primer relato que relaciona la homosexualidad masculina con el vampirismo.

Manor, un joven marinero, rescata al pequeño Har de morir ahogado. A partir de ese momento, Manor y Har se enamoran y comienzan una relación de estrecha amistad. El vampirismo en Manor debe ser tomado como una metáfora de la homosexualidad. Cuando Manor regresa de entre los muertos a visitar a su amado Har, se recuesta junto a él en la cama y chupa la sangre de su pezón izquierdo, justo encima de su corazón. Estos encuentros clandestinos, a escondidas del pueblo y siempre por las noches, no son más que el propio acto sexual metaforizado y exaltado. Es la consumación de lo prohibido, censurado porque la cultura de Wagoe y Stroemoe –representación de la sociedad opresora lo condenan: el lector advertirá que los isleños no se horrorizan de que este muerto viviente –Manor– pase las noches junto a un muchacho, el pequeño Har.

Sin embargo, a pesar del rechazo, el amor de Manor y Har es más fuerte que la propia muerte y, cuando Har muere, le pide a su madre que lo sepulte junto a su amado.

Para concluir este humilde prólogo, hago constar que he respetado las nuevas normas que la RAE ha establecido en su nueva Ortografía[1] y agradezco los ánimos de mi amigo Esteban, que me convenció para que realizara esta traducción y leyó el documento en busca de errores de tipeo.



[1] Me refiero principalmente a la tildación diacrítica del adverbio «solo».


Acerca del autor


Karl Heinrich Ulrichs nació el 28 de agosto de 1825 y falleció el 14 de julio de 1895. Es considerado uno de los grandes iniciadores de los movimientos a favor de los derechos homosexuales. En 1864 escribió los primeros estudios sociales y jurídicos sobre el enigma del amor entre hombres, titulados Vindex e Inclusa. En sus ensayos, Ulrichs intenta explicar que tal amor no es antinatural y crea el neologismo «uranista» para referirse a los homosexuales, por primera vez de una manera no infamante.






Facebook Twitter Tuenti Meneame Stumbleupon Favorites More

6 comentarios:

  1. Eunice dijo...:

    Gracias Nimphie, que agradable saber que ya desde mucho tiempo atras se trataba de luchar por los derechos de los homosexuales, es interesante... ¿sera posible que por la red se pueda dar con los estudios sociales y juridocos que hizo Ulrichs? Me encatanria lerlos, aunque yo no sea muy lucida jajaja, me pondre manos a la hobra, y gracias de nuevo.

  1. Arelis dijo...:

    De verdad muchas gracias por traducir esta obra. La leere encantada, ya que no conosco muchas obras de este tipo, sólo las que tu has dicho y que he encontrado...
    Y de nuevo, muchas muchas gracias.

  1. Loretta dijo...:

    Gracias Nimphie por traducir eso yo no conocía a este autor todos los días se aprende algo nuevo, y espero que el próximo año hagas más novelas, me gustan mucho

  1. Loretta dijo...:

    Gracias Nimphie por traducir eso yo no conocía a este autor todos los días se aprende algo nuevo, y espero que el próximo año hagas más novelas, me gustan mucho

  1. Nimphie Knox dijo...:

    ¡Hola, Eunice, Arelis, Loretta!

    Sí, Ulrichs en su tiempo luchó por los derechos de gays y lesbianas, aunque lo hizo como pudo y desde la ideología de su época.
    Eunice, acá quizás puedas encontrar algo http://www.angelfire.com/fl3/uraniamanuscripts/

    Espero que les guste el cuento :)

    Un gran abrazo para las tres y ¡feliz Año Nuevo!

    Nimphie

  1. Camilo Higuita dijo...:

    Quisiera poder leer esto ya. u.u

    Y dejo el comentario para informarlos de que en mi blog he posteado parte de los relatos del libro de Poppy Z Brite, Wormwood (Ajenjo) en español, más de la mitad de los relatos ya traducidos:

    http://adrede-etereo.blogspot.com/2011/01/ajenjo-de-poppy-z-brite-en-espanol.html

    Y su historia corta Ángeles, en la que reaparecen Fantasma y Steve:

    http://adrede-etereo.blogspot.com/2011/01/poppy-z-brite-angeles-historia-corta.html

 
Web Stats