La llamada de la sangre, Poppy Z. Brite

martes, 13 de diciembre de 2011
Título: La llamada de la sangre
Autora: Poppy Z. Brite
Editorial: La Factoría de Ideas
ISBN: 9788498001396
Páginas: 352


Robert McGee es un hombre que vive bajo una oscura nube. Es incapaz de escapar al alcoholismo y a la violencia que se han convertido para él en una segunda naturaleza. Poco después de asentarse en una granja decrépita de Missing Mile, mata a su mujer y a su vástago menor antes de suicidarse. Solo queda vivo Trevor, su hijo de cinco años...

Veinte años después, Trevor regresa a la casa en la que vivió y murió su familia. Es entonces cuando conoce a Zachary Bosch, un pirata informático de Nueva Orleáns que huye de la ley.



Un breve acercamiento a la novela


Siguiedo lo pactado con la sinopsis del libro, que deja la trama bastante huérfana, los protagonistas de esta historia son los típicos adolescentes descarriados tan característicos de Poppy Z. Brite: físicamente hermosos hasta el punto del dolor, con un pasado trágico (padres golpeadores, adictos o inexistentes), antecedentes penales y con una filosofía de vida (y de muerte) muy particular.

Trevor McGee tiene veinticinco años y ha vivido hasta los dieciocho en un hogar de huérfanos. Cuando cumplió cinco años, su padre, el popular dibujante Bobby McGee, asesinó a su mujer y a su hijo menor y dejó a Trevor vivo. Al llegar el vigésimo aniversario de los hechos, Trevor regresa a Missing Mile, Carolina del Norte, en busca de la casa de Violin Road, cargando solo una mochila con un poco de ropa y su cuaderno de dibujo.

Zachary Bosch tiene diecinueve años y vive por su cuenta desde los catorce. Sus padres, alcohólicos y golpeadores, encerraron su corazón con llave. A sus diecinueve años, Zach nunca ha estado enamorado y, en sus propias palabras, jamás se acuesta con personas a las que respeta. Zach es un pirata informático y vive del dinero que les roba a los demás. Sin embargo, un día el FBI le sigue la pista y Zach se ve en la oblicación de dejar su apartamento del Barrio Francés, en Nueva Orleáns.

Es en Missing Mile (pueblo ficticio donde también transcurren los hechos de La música de los vampiros) donde Trevor y Zach se conocen. La atracción es inmediata, terrible e insoslayable. La tétrica casa de Violin Road, que parece poseer vida propia, será testigo del creciente amor entre ambos muchachos.

Como toda casa encantada, la casa de Violin Road, les juega sus malas pasadas. Será allí, una noche de drogas y sexo, cuando Zach y Trevor deberán enfrentarse a lo que han venido a buscar y a aquello de lo que han estado huyendo.

Desde que leí La música de los vampiros, devoré todo lo que pude hallar de Poppy Z. Brite. Leí algunos cuentos sueltos, la novela de esta reseña y El arte más íntimo, que voy a reseñar más adelante. En este último mes de noviembre releí estas dos novelas y pude apreciar algunos temas que PZB suele tocar en muchas de sus obras: las familias disfuncionales donde la responsabilidad de la "disfuncionalidad" recae sobre los padres, el embarazo adolescente, el aborto y la paternidad/maternidad no deseada. Todo esto se ve volcado en sus personajes, sus lúgubres y andróginos adolescentes homosexuales.

En La llamada de la sangre aparecen mencionados Steve y Fantasma (los protagonistas de La música de los vampiros). En la cronología ficcional, esta novela es posterior, ya que se menciona que Lost Souls? se encuentra de gira.

El único personaje que aparece en ambas novelas es Kinsey Hummingbird (y tal vez alguno de los músicos), el dueño de El Tejo Sagrado, el bar donde suelen/solían tocar los Lost Souls? y donde Zach tiene su primera experiencia con un escenario.



LA AUTORA


PoppyZBrite Potter2.jpg

Poppy Z. Brite ( Melissa Ann Brite ), nacida el 25 de mayo de 1967 en Nueva Orleáns, Luisiana, es una escritora estadounidense. Desde su primera publicación con 18 años se ha convertido en una de las revelaciones del terror moderno. Ha sido ganadora del premio Icarus a la autora revelación y varias veces nominada a los prestigiosos premios Bram Stoker y Mundial de Fantasía.

Fuente: Wikipedia



Facebook Twitter Tuenti Meneame Stumbleupon Favorites More

2 comentarios:

  1. Jose Ramon Santana Vazquez dijo...:

    ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    COMPARTIENDO ILUSION
    LITERATURA LGTB

    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...




    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE FLOR DE PASCUA ENEMIGOS PUBLICOS HÁLITO DESAYUNO CON DIAMANTES TIFÓN PULP FICTION, ESTALLIDO MAMMA MIA, TOQUE DE CANELA ,STAR WARS,

    José
    Ramón...

  1. Shikaru dijo...:

    Poppy Z. Brite me gusta mucho, creo que es una de mis escritoras favoritas. Dejando al margen las temáticas recurrentes de la mayoría de sus obras (que has mencionado en tu reseña) lo que de verdad me gusta de ella es como escribe, la manera maravillosa que tiene de hilar metáforas y sus descripciones recurrentes.

    Realmente hace que vea sus palabras.

    "La llamada de la Sangre" es un buen libro (como tú, he devorado todo lo que he encontrado de ella a través de los años, no hay mucha cosa publicada en español, la verdad) pero siempre disfruto con cualquier cosa de esta escritora. En esta historia, me gustó especialmente la relación que mantenían Zachary y Trevor, impregnada de locura y peligro.

    Como curiosidad (y ya que veo que este blog reseña obras de literatura LGTB) he de decir que yo, que sigo el blog de Poppy Z. Brite, quedé bastante sorprendida cuando el año pasado ella dijo que había empezado con el cambio de sexo. Me parece valiente que quiera embarcarse en esa aventura (ella siempre dijo que se sentía un hombre homosexual por dentro, ya desde la infancia). Ahora se llama Billy Martin. ¿Qué clase de cosas escribirá él?

    Honestamente, tengo muchas ganas de leerlas.

 
Web Stats