Maestro cantor, Orson Scott Card

sábado, 3 de diciembre de 2011
Este libro me lo recomendó Fuu-chan, de Appassionato. No es un libro de temática LGBT, sino que es de ciencia ficción, pero tiene elementos homoeróticos e incluso toca levemente el complicado tema de la pederastia. Voy a comentar el libro centrándome en el tema que nos compete, las relaciones homosexuales entre los personajes, y cómo estas relaciones van formando al protagonista.



Título: El Maestro Cantor
Autor: Orson Scott Card
Editorial: Ediciones B

El joven Ansset, secuestrado a muy temprana edad, ha sido educado en el aislamiento de la Casa de Canto situada en el planeta Tew. Su vida es la música y la canción. Su voz posee cualidades nunca oídas antes. Su arte puede reflejar las esperanzas y los miedos de su audiencia y, amplificando las emociones que inspira, puede incluso servir para sanar. Aunque también para destruir...

Ansset se convertirá en Pájaro Cantor de Mikal el Terrible, el emperador de la galaxia, pero deberá demostrar su capacidad para calmar con sus canciones la conciencia atormentada del temible gobernante.






Un breve acercamiento a la novela


La Casa del Canto, ubicada en el planeta Tew, es una institución políticamente neutral que entrena, desde su más tierna infancia, a niños en las maravillosas artes del canto. La Casa del Canto no negocia con sus cantores: nadie puede llegar a la enorme mansión de piedra para exigir un Pájaro Cantor y nadie puede poseer un Pájaro Cantor sin merecerlo.

Por eso, cuando Mikal, gobernante de un imperio en expansión, irrumpe en la Sala Alta para solicitar un Cantor, el Maestro Cantor Nniv y su segunda, Esste, no creen que su petición pueda ser cumplida.

Sin embargo, setenta años más tarde, el emperador Mikal es obsequiado con el hermoso Ansset, el Pájaro Cantor más impresionante que la Casa del Canto haya albergado jamás, capaz de conmover a su audiencia hasta las lágrimas, la desesperación y el amor.

Ansset, llegado a la Casa del Canto siendo casi un bebé, queda bajo la tutela de la Maestra Cantora Esste, quien será la encargada de instruirlo en las artes del canto y en el uso del control, una disciplina que deberá dominar para mantener a raya sus emociones más intensas.

Cuando cumple diez años, Ansset es entregado a Mikal, que ya es un anciano. En el viejo emperador, Ansset hallará un padre, un hermano y un amigo. La relación entre Mikal y Ansset es bastante ambigua; la narración no está exenta tintes homoeróticos, a lo largo de toda la novela se hace referencia a la hermosura de Ansset y en una ocasión, aprovechándose de su indefensión, un soldado abusa sexualmente de él.


Al respecto, podemos leer en el siguiente fragmento:

Y mientras cantaba las canciones que acababa de aprender de Mikal, Ansset se volvió cada vez más atrevido, y cantó la esperanza de la amistad, la oferta de la confianza. Cantó la canción del amor.
( ... ) Entonces Mikal alargó una mano ( ... ) y Ansset también alargó la suya, y la depositó sobre la palma del anciano. La mano de Mikal era grande y fuerte, y Ansset sintió que podía ser engullido dentro del puño de Mikal, donde nunca le encontrarían. Sin embargo, cuando Mikal cerró su pulgar sobre la mano de Ansset, el contacto fue gentil, la sensación firme aunque agradable, y la voz de Mikal estaba cargada de emoción cuando dijo:
—Eres lo que había estado esperando.


Cuando Mikal muere, la Casa del Canto consiente en que Ansset se quede con Riktors Ashen, el nuevo emperador, y sea su Pájaro Cantor. Sin embargo, los sentimientos que Ansset inspira en él son más fuertes, violentos y autodestructivos que los de Mikal.

Ansset alargó la mano y tocó la urna de cenizas que descansaba sobre la mesa.
—Nunca te amaré —dijo, pretendiendo que las palabras hicieran daño.
—Ni yo —respondió Riktors—. Pero, sin embargo, podemos alimentarnos mutuamente del hambre que sentimos. ¿Se acostaba Mikal contigo?
—Nunca quiso. Nunca me ofrecí.
—Ni lo haré yo. Sólo quiero oír tus canciones.


A pesar de sus palabras, Riktors y Ansset sí se amarán, pero el recuerdo de Mikal siempre será más fuerte. Su relación, aunque nunca llega a ser sexual, tiene muchos matices de una relación de pareja. A lo largo de la lectura, resulta evidente que sienten amor el uno por el otro, sin embargo, no pueden dejar de hacerse daño, a veces inconscientemente o malinterpretándose, y eso los obliga a separarse.

En la Casa del Canto les administran a los niños una droga que retrasa la pubertad y la extiende hasta los quince años. Por eso, cuando Ansset mantiene su primera relación sexual (homosexual) las drogas reaccionan ocasionándole consecuencias terribles, tanto para él como para su amante, un hombre casado llamado Josif que se enamoró de él en cuanto lo conoció.

El maestro cantor (1980), de Orson Scott Card, narra la vida de Ansset, desde que es niño hasta sus últimos días. Como ya dije arriba, no se trata de una novela homoerótica (nada más lejos), pero a veces es interesante leer una obra de ciencia ficción que tenga como trama secundaria las relaciones amorosas (homosexuales o hetero). A través de las páginas, el lector se encontrará que la homosexualidad parece no ser una opción posible para los personajes de este imperio (nada demasiado diferente de la actualidad, digamos), aunque realmente nada lo ponga explícitamente de manifiesto.

En fin, El maestro cantor retrata el largo, doloroso y tortuoso proceso hacia la madurez que deberá atravesar Ansset, desde que llega al palacio de Mikal hasta que regresa a la Casa del Canto décadas más tarde, para transmitir su canto a los niños y dar nacimiento a una nueva generación de cantores. Enfrentamientos, traiciones, un imperio que mantener unido,

Lo único que me inquieta es que este maravilloso personaje no haya conocido nunca a su verdadero amor.



EL AUTOR

Orson Scott Card at BYU Symposium 20080216 closeup.jpg

Orson Scott Card
(24 de agosto de 1951) es un escritor estadounidense de ciencia ficción y otros géneros literarios. Su obra más conocida es El juego de Ender.

Fuente: Wikipedia




Facebook Twitter Tuenti Meneame Stumbleupon Favorites More

3 comentarios:

  1. Gerardo Herrera dijo...:

    Nimphie, con esta reseña ya me dieron ganas de leerlo.
    No sé si descargarlo o comprarlo (tendre que revisar la librería virtual para saber si lo venden en México)
    Por todo eso de el canto, la pubertad extendida y las relaciones amorosas (homoeroticas), se me figuro "un grito al cielo", pero más por el asunto de la música.
    En fin, espero que pronto el facebook le quite la censura a tu blog (que fiasco, se me hace una tontería ¬¬)
    Saludos Nimphie :)

  1. Nimphie Knox dijo...:

    Gracias, Gerardito, espero que te guste si la leés, es una historia muy linda!

    Un grito al cielo no la leí, la tengo re-pendiente hace como cinco años!

    Un beso, Gerardito :)

  1. =DRAINNIU= dijo...:

    esta reseña, me la encontre por casualidad,lei el libro en 4 dias, este libro me gusto mucho y me hizo llorar ;_;

 
Web Stats